Una vieja lesión en la rodilla izquierda llevará a Mark Sanchez al quirófano lo que podría afectar su preparación para la siguiente temporada.
Fuente: www.NFL.com
enero 29, 2010

Después de haber sometido a diversos análisis clínicos las rodillas del quarterback estrella de los New York Jets, Mark Sanchez, el equipo médico concluyó que podría someterse a una cirugía durante la temporada baja para estabilizar el ligamento de su rodilla izquierda que le ha aquejado desde que estaba en la liga colegial.

En tanto, Sanchez quien acaba de completar su primera temporada como profesional de la NFL, no necesitará intervención quirúrgica en la rodilla derecha que resultó lesionada al inicio de la temporada regular.

El Director General de los Jets, Mike Tannenbaum señaló que Mark Sanchez estará listo antes del comienzo de la siguiente temporada, aunque se ausente de algunos entrenamientos.

“En este instante, nada está decidido, vamos a tener las vías de comunicación abiertas y trataremos de tomar una decisión lo antes posible, respecto a la cirugía”, dijo Tannenbaum.

Sanchez se dislocó la rótula durante la primera semana de la temporada juvenil de la Universidad del Sur de California, volviendo a incomodarle en el juego ante los Carolina Panthers en noviembre del año pasado.

“No queremos que nadie pierda entrenamientos, especialmente el quarterback, haremos un balance sobre la lesión y si la cirugía le dará mayor estabilidad y la posibilidad de jugar sin temor a volverse a lesionar, lo haremos”, enfatizó Mike Tannenbaum.

La rodilla derecha del novato estrella de los Jets, sanó con rehabilitación; sin embargo, la izquierda requiere de mayor atención médica.

El joven quarterback de ascendencia mexicana, terminó la temporada demostrando su mejor nivel de juego durante los playoffs. Después de sumar 20 intercepciones en la temporada regular, únicamente anexó dos a su cuenta a lo largo de tres enfrentamientos de post-temporada, además de estar a un pequeño paso de convertirse en el primer mariscal de campo novato en jugar un Super Bowl.

Junto con el quarterback de los Baltimore Ravens  Joe Flacco, Sanchez pasa a la historia de la NFL como el único mariscal de campo novato en ganar dos juegos de playoffs.

Compartir